Este vendedor ambulante de dildos no puede quejarse de su trabajo, va casa por casa ofreciendo sus juguetitos sexuales y cuando se encuentra con alguna de esas milfs americanas cachondas y buenorras se las folla. Yo siempre caén pero la mayoría de las veces si, su truco es taparles los ojos para que sientan mejor la textura de los dildos, y entonces es cuando se saca la verga y se la ofrece como un dildo más, jajaja. Es muy dificil para una milf americana como esta rechazar la verga del vendedor, jajaja, estas maduritas siempre estan cachondas... 

0 -0