Esta vieja puta es insaciable, necesita pollas y más pollas para sentirse una mujer realizada, pero no hay problema porque las putas como ella siempre encuentran voluntarios para saciar su apetito, además ultimamente la guarra ha encontrado un lugar en el que las pollas crecen por las paredes, es como si hubiera encontrado el tesoro de su vida, ya no hay quien la saque de allí, tremenda guarra, la vieja se pasa el día chupando pollas, claro, luego a veces no se limpia dle todo bien y va con chorretes de lefa por la cara...vaya puta más ansiosa y viciosa. :D

0 -0