El hombre intenta tener una buena relación con su nueva hija pero esta rubia tetona es ingobernable, la muy guarra calienta a su padrastro para que se la folle y vaya que si lo consigue, normal con esas pedazo de tetas y esa actutd de puta cachonda, se mete en la ducha y llena esas tetazas de espuma delante del padre, el buen hyombre se saca la verga y el resto del trabajo lo hace la hijita, la fiera de su hija, tremenda puta que rico se la chupa y como se abre de piernas para recibir a papa con todo su amor... Ja.

0 -0