Esta madura tetona es una masajista que ofrece sus servicios a domicilio, todo normal hasta que llega a la casa de su siguiente cliente del día y se encuentra con una joven parejita, el masaje lo quiere la chica y el novio sentado cerca mira su telefono móvil, pronro nos damos cuenta que la madurita le está intentando seducir. La madurita termina el masaje y le dice a la chica que deje estar con los ojos cerrados 15 minutos, es el momento Zen del masaje, y en ese momento aprovecha la muy puta para follarse al yogurin... :D

0 -0