A esta latina tetona no hay quien la detenga cuando le ponen una verga a su alcance, en principio iban a rodar esta escena de Cumlouder en el estudio pero se han ido a comprar ropita, y claro, el probador de la tienda es siempre un lugar tentador. El chico la acompaña y la graba como se prueba diferentes bragas y entonces se le pone la verga dura, la latina es como un puto radar de la NASA, al instante se percata que tiene una erección y ya no hay marcha atrás, acaban follando en el probador de la tienda, eso si, sin hacer mucho ruido para que nadie se entere y no les saquen de allí a patadas...

0 -0