Aquí tenemos a un cornudo real grabando a su mujer follando con otro hombre, además lo hacen al aire libre, en lo que parece un hermoso campito. Vaya guarra la mujer y su marido, se ve que son un matrimnio madurito con ganas de disfrutar de la buena vida, la mujer siempre ha sido promiscua y el cabronazo ha sabido adaptarse a la sitacuón, en lugar de llorar por las esquinas y limarse los cuernos ha aprendido a disfrutar siendo un cornudo consentido, jajajajaja, así es como los matrimonios duran joder, hay que saber ceder... :o

0 -0