Esta camarera venezolana se deja follar por el cliente a cambio de una buena propina, y es que la mujer es la camarera del hotel y se encarga de llevar el desayuno a las habitaciones, pero en una de ellas se encuentra a un español con mucho morbo y dinero, esto último es lo que llama la atención de la camarera, el hombre la da una buena propia y la invita a pasar a la habitación, una vez dentro la va dando más dinero hasta que la venezolana termina a cuatro patas sobre la cama, con su vestido de camarera subido hasta la espalda y la verga del cliente clavada en su coño... wowowowowowowo. 

0 -0